7 puntos a tener en cuenta para tu perro en los días de más calor


Si estás pensando en cómo cuidar a tu perro en los días de más calor, sigue leyendo, porque te aportaré las claves para que tú no te lleves sustos y para que tu mascota pueda vivir contigo el verano más fascinante.

 

¿Estás preparado/a para conocer nuestros consejos? 😉 ¡No te olvides de compartirlos con tus amigos, ya que les podrás ayudar a cuidar bien de sus mejores amigos!

 

  • Evita los paseos largos cuando el sol está más fuerte, sobre todo al mediodía. Uno de los mayores suplicios para los perros es pasear en momentos en los que hace mucho calor, por ello intenta evitar las horas de la comida, en los rangos de tiempo de las 13.00 horas a las 16:30, ya que es el tiempo en el que más pueden estar predispuestos a insolaciones. Recuerda que ellos son como nosotros, con el “plus” de que ellos pueden tener el manto de pelo largo, algo que puede hacer que todavía se acalore más. Las horas perfectas para pasear en pleno verano, son tras el amanecer, a primera hora de la mañana y también al atardecer (después de las 20:00 horas) así como la noche, antes de la hora de dormir. Si no puedes adaptarte a estos horarios, por cualquier motivo, intenta siempre pasear por lugares que haya sombra y no te olvides de llevarle a tu perro una botellita de agua fresca con algún hielo dentro para que se mantenga fresca. En los bazares así como en las tiendas especializadas en mascotas, podrás encontrar botellitas con dispensador en las que será muy fácil darles agua fuera de casa. 😉

 

  • ¡El agua también es divertida y refrescante para ellos! Recuerda que ellos también tienen que beber más agua para mantenerse bien hidratados y no caer en los temidos golpes de sol (si están fuera la mayor parte del tiempo) o en deshidrataciones que en ellos también pueden afectarles a la salud. Además de tener que estar más pendiente de cuando les cambias el agua a lo largo del día (aumentando las veces que lo solías hacer), tendrás que darles algún hielo de vez en cuando para que puedan aguantar el calor de una mejor manera. Si vives en un piso intenta tener alguna ventana abierta o semi abierta, para que en las habitaciones donde estén no haga mucha calor. También intenta, en el caso de que vivas en una casa, regarlos con la manguera, de manera suave (no con el chorro demasiado fuerte) para que puedan secarte al aire libre y así llevar mejor los días de gran temperatura. Actualmente, se han confirmado los beneficios de utilizar piscinas pequeñas para perros en casas y jardines, como una manera de poder ayudarles a relajarles. Eso sí… si ves que a tu perro no le agrada el agua para nadar o bañarse, no le obligues a meterse dentro. ¡Como siempre ocurre como con las personas, cada perro es un mundo y tienen gustos diferentes!

 

  • Ten cuidado con los lugares cerrados. Nunca es una buena solución dejar a un perro solo encerrado en las terrazas o los interiores de los vehículos que tienden a recalentarse mucho, sobre todo si ha habido una temperatura alta en las horas anteriores. Recuerda que si tienes que ir a algún lado, siempre es mejor que dejes a tu mejor amigo en casa, antes que despistarte, por haber encontrado a esa amistad que ¡hacía tanto tiempo que no saludabas y que quiere invitarte a tomar algo! Además de ser malo para tu mascota quedarse así solo, te expondrás a altas multas, si te encuentran el vehículo solo con tu mascota, o podrán denunciarte por ver un caso de maltrato animal. ¡Mucho menos transportes a tus mejores amigos en el maletero!

  • Evita cortarles el pelo. Muchas personas caen en el error de llevarlos a cortar el manto de cabello una vez llega el calor. Piensa que el pelo es lo que muchas veces les da esa protección adicional contra las quemaduras, que ellos también pueden llegar a sentir por estar mucho tiempo bajo el intenso sol del verano. La piel de ellos también es sensible y puede desprotegerse cuando están muchas horas fuera de un lugar cubierto, presentando irritaciones y rojeces al igual que nosotros. Si lo tienen muy largo, simplemente recorta el manto de pelo, y el próximo año planifica un buen corte de pelo en primavera, cuando el tiempo comienza a ser cálido para que en verano les haya crecido ya unos centímetros.

 

  • Aumenta la protección anti mosquitos, garrapatas, parásitos y pulgas. Una vez llegado el verano y las vacaciones estamos más disponibles para salir al campo y a actividades familiares que se desarrollan fuera de casa. Ellos nos acompañan y por lo tanto, llegan a disfrutar mucho en zonas de barro, tierra y también hierba. En los arbustos es en donde se concentra la mayor parte de los insectos que pueden ser perjudiciales para ellos, como los mosquitos, las garrapatas o las pulgas. Cómprales un collar anti mosquitos y garrapatas o una loción en spray para echarles en el manto de pelo y hacer que se repelan de una manera natural. No te olvides también de revisar que no respiran ninguna gramínea o semilla. ¡Evitarás infecciones de oído y obstrucciones en las fosas nasales!

 

  • Vigila las porciones de comida que les das. Algunos perros con el calor suelen comer menos, por lo que tendrás que racionarles la comida en porciones más pequeñas, para que todo pueda salir bien y ellos sigan nutriéndose como antes del verano. Los helados hechos con agua y las bolitas de pienso dentro, te ayudarán a que coman con mayor ansia. Puedes hacer sus helados en moldes de silicona, echando agua y las bolitas, congelándolos hasta que se forme un polo. ¡Lo amarán!

 

  • Cuida sus lugares de descanso. Los perritos ahora te evitarán las camitas acolchadas, por lo que podrás cambiar sus cestitos por colchonetas, que harán que se sientan más frescos y confortables.

¿Llevarás a cabo nuestros consejos? 😉 ¡Síguenos y sabrás como cuidar mejor a tu mascota!


1 comentario


  • Susan Crisp

    My dog just loves this both flavors


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados