• 🚚 Envío Gratis Península y Portugal 24-72H (laborables) - 💰 Pago contra reembolso - 👍 Garantía de Satisfacción
  • 🚚 Envío Gratis Península y Portugal 24-72H (laborables) - 💰 Pago contra reembolso - 👍 Garantía de Satisfacción
  • 🚚 Envío Gratis Península y Portugal 24-72H (laborables) - 💰 Pago contra reembolso - 👍 Garantía de Satisfacción
  • 🚚 Envío Gratis Península y Portugal 24-72H (laborables) - 💰 Pago contra reembolso - 👍 Garantía de Satisfacción
Cómo tratar enfermedades crónicas en los perros

Cómo tratar enfermedades crónicas en los perros

Si estás pensando en cómo tratar enfermedades crónicas en los perros, hoy sabrás cómo comportarte. Será una guía de cuidados caninos y soluciones, que te valdrá la pena tener en cuenta para aprender cómo reaccionar en cada caso, así que ¡mantente atento/a y comparte, porque podrá ayudar a otros!

 

Las enfermedades crónicas en los perros ¿cuáles son?

 

Al igual que sucede con las personas, los perros pueden llegar a desarrollar enfermedades crónicas al alcanzar la vejez. Cuando no se puede operar o realizar algún tratamiento que aminore los efectos de estas dolencias, se pueden buscar alternativas a la medicina como la aromaterapia, las flores de Bach, la homeopatía o incluso la sonidoterapia para poder paliar los efectos tan dolorosos de las crisis y los dolores. Entre ellas te podrás encontrar: 

 

  • Las alergias cutáneas: muchas, al igual que las personas, pueden desarrollarse durante toda la vida del animal. Según el caso y el daño que produzca, el veterinario te mandará comprar algunas cremas tópicas o antihistamínicos. Las alergias en estado más crónico y avanzado causarán todo tipo de eccemas que serán bastante incómodos para el animal, pudiendo producir descamación, irritación etc... 

 

  • Gastritis agudas crónicas: se producen cuando ha habido muchas gastritis de repetición, que desembocan en un proceso agudo en el que el estómago continua inflamado, produce además de dolor, vómitos y es probable que haya que aportarle a tu perrito una comida especial.

 

  • Intestino irritable: ocurre cuando se produce una digestión delicada y cuando además la absorción de los alimentos no es buena debido a la continua inflamación de los intestinos. Algunas veces pueden aparecer deposiciones demasiado blandas, de color sanguinolento o mal olor acompañado de muchas flatulencias. Se suele corregir con la alimentación, dando piensos especiales que tu veterinario te recomendará. 

 

  • Artritis: suele aparecer en edades avanzadas, a partir de los 8 años sobre todo. El dolor articular será el más común. Y lo notarás porque tu mascota querrá andar más despacio, siendo menos probable que sea tan activo como antes. Tu veterinario considerará recomendarte alguna medicación como los antiinflamatorios o en su defecto algún suplemento alimenticio. Los que suelen dar son la condroitina o la glucosamina. 

 

  • Irregularidad cardíaca: muchas veces comienzan a surgir como pequeños soplos, por lo que el veterinario le recetará a tu mejor amigo alguna medicación para proteger el área del corazón que todavía no esté dañada (alguno de los ventrículos)

 

  • Enfermedad crónica renal: la mayoría de los perros y los gatos la padecerán a lo largo de sus vidas, sobre todo en las últimas etapas. Te encontrarás con que el veterinario controlará la situación con algún diurético, que les hará aumentar el volumen de la orina que expulsarán. En la fase final, es habitual que ellos te recomienden la eutanasia para que el animal no viva grandes dolores en las complicaciones naturales que causan las enfermedades terminales. 

 

  • Cáncer: cuando se producen anomalías en el crecimiento de las células del cuerpo se producen metástasis que pueden extenderse a varios órganos del cuerpo. El estado crónico de esta dolencia se produce cuando sin haberse diagnosticado antes, el cáncer progresa, no siendo posible de erradicar tan rápido. El veterinario te hablará de las pruebas disponibles para favorecer la curación de tu mascota de una manera rápida. 

 

Fisioterapia para perros para tratar la artrosis canina

 

Actualmente, podrás contar con varias herramientas para tratar las enfermedades crónicas caninas como la fisioterapia, sobre todo para mejorar la movibilidad y evitar que tu perro se estanque, deseando estar tumbado todo el día, sin disfrutar de sus paseos diarios. 

 

Los nuevos tratamientos de fisioterapia para perros intercambian varios métodos de curación adaptados a cada perro, para aportar el mejor resultado según la raza y la gravedad que posean. Entre ellos te encontrarás con aplicaciones de calor, así como de frío, según el caso. 

 

También serás capaz de encontrar con todo tipo de aplicaciones de agua caliente o templada sobre las articulaciones, utilizando la hidroterapia como una manera de relajar y de aportar bienestar a la salud de tu mascota. Algunas veces, también te propondrán que ellos caminen sobre una cinta, cubierta de agua, hasta la zona media de las patitas, ya que eso reforzará la musculatura sin hacerles daño. 

 

Actualmente, también están resurgiendo terapias de masaje en las que podrás acondicionar el estado muscular del perro, ayudándole a que la circulación sea mejor y a que los tejidos drenen. Si no tienes dinero para invertir en este tipo de terapias, siempre podrás acercar a tu mascota a la playa para que pueda nadar allí a su ritmo o caminar en la orilla del mar. Será igual de beneficioso.

 

Homeopatía para perros para tratar la artrosis canina

La homeopatía para perros dada por un veterinario especialista en esta rama será una gran manera de mejorar, evitando el dolor en las épocas más graves. Aunque antes habrá que hacer un estudio completo de las dolencias y el estado del animal (puede que te pida consentimiento para hacerle un análisis general de sangre) siempre te dará el remedio adecuado de acuerdo a lo que contemple que es mejor, no siendo un remedio único para todos los perros. 

 

Entre las recomendaciones de medicina que podrás encontrar te darás cuenta de que harán presencia: la Arnica Montana (cuando persiste la inflamación), el Hypericum Perforatum (cuando la artrosis es de origen por traumatismos), Mercurius Solubilis (cuando hay bastante dolor y se presenta el deseo de no moverse)

 

Además de todo esto harán hincapié en la utilización de una comida totalmente sabrosa, rica en Omega-3 para favorecer la no degradación de esas articulaciones. 

 

La medicina biorreguladora en perros

 

Cuando hablamos de este tipo de medicina nos estamos refiriendo a aquella que es capaz de aprovechar los propios mecanismos de defensa del cuerpo, para crear un cambio, alcanzando una mejoría inmediata. Es una gran aliada en los cuidados paliativos, ya que se aliará a la utilización de medicamentos naturales que crearán bienestar y no grandes efectos secundarios (por no decir ninguno), siendo capaz de fortalecer el organismo y las defensas. 

 

¿Ya sabes que le podría venir mejor a tu mascota para tratar las enfermedades crónicas? ¡Comparte!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Comment are moderated